El Ayuntamiento de Castelldefels ha comunicado a los representantes del sector de restauración y hostelería su intención de efectuar esta rebaja. El objetivo de la medida es compensar el hecho de que las terrazas de bares y restaurantes tendrán que reducir su aforo a causa del coronavirus. Los establecimientos podrán solicitar una ampliación de la superficie que ocupa la terraza en la vía pública, no del número actual de mesas, solicitud que será estudiada caso por caso, ya que no podrá entorpecer la circulación de personas

Ahora, todavía en la fase 0 del confinamiento pero con la fase 1 en un futuro que podría ser próximo, el Ayuntamiento ha comunicado a los gremios profesionales del sector dos determinaciones encaminadas a ayudar a sobrellevar el impacto en caja que la disminución del aforo de las terrazas, para implementar medidas de distancia social y seguridad sanitaria, ocasionará entre este empresariado.

Así, el municipio ha comunicado a los representantes profesionales del sector que la tasa de ocupación de la vía pública se reduce en Castelldefels un 75%, y que serán estudiadas las solicitudes de ampliación de superficie (no de número de mesas) que deben cursarse por los canales habituales, cuya atención será reforzada. La ampliación no tendrá impacto en la tasa.

En cuanto a cuándo deberán abonarse las tasas, ya el 31 de marzo el Ayuntamiento modificó el calendario fiscal: se ha pasado a tres pagos fraccionados para quienes tengan domiciliado el pago de la tasa, empezando a primeros de agosto, y se aplaza el pago no domiciliado hasta el 5 de noviembre.