El Castillo de Castelldefels

Castelldefels, ciudad con unos fundamentos milenarios simbolizados por el Castillo.

El Castillo de Castelldefels, icono y guardián de la ciudad, se alza en el punto más alto de una colina, en posición dominante sobre la franja costera entre el macizo del Garraf y Barcelona. Data del siglo XVI, aunque en el siglo X ya existía la iglesia en el interior del mismo, y fue construido sobre restos ibéricos y romanos. Durante siglos fue utilizado para controlar el territorio y como fortaleza de defensa contra las invasiones árabes y entre los siglos XVI y XVII contra los ataques de piratas berberiscos.

En el año 1897, Manuel Girona compró y rehabilitó el Castillo. Finalmente en 1988 fue adquirido por el Ayuntamiento de Castelldefels y comenzó su proceso de recuperación hasta el día de hoy, en el que sus principales salas y espacios, ya han sido restaurados y donde se celebran diversos eventos que forman parte de la vida de la ciudad.

El segundo domingo de cada mes, se celebra la jornada de puertas abiertas “Domingos en el Castillo” con una muestra de comercio en las cuadras, espectáculos y actuaciones en el interior y en los jardines del Castillo donde disfrutar en el lugar más emblemático de la ciudad.